¿Cómo aprovechar mejor el tiempo en el gimnasio?

El tiempo es algo muy importante, por ello debemos aprender a ser más productivos.

Cuando vives una vida agitada, ya sea por tener largas jornadas de trabajo, planificaciones difíciles en la casa u otras razones, ser más productivo en todos los ámbitos de nuestra vida es muy importante. Esto incluye el gimnasio.

 

Muchas personas van al gimnasio, y les gustaría aprovechar su tiempo de una mejor manera. Quizás muchos de nosotros no nos damos cuenta y tenemos hábitos que tal vez en vez de ayudarnos aprovechar el tiempo nos hace malgastarlo.

 

Sigue estos consejos para sacarle el jugo a tu tiempo en el gimnasio:

 

  1. Evitar las distracciones

 

Si estás realizando tu rutina diaria de ejercicios no estés pendiente de tu teléfono todo el tiempo, ya que las personas pasan más pendientes de las redes sociales que de los ejercicios que están realizando. Enviar mensajes de texto, realizar llamadas, o entrar en a las redes sociales, lo único que harán es retrasar tu rutina.

 

  1. Evita las horas en las que el gimnasio esté lleno de gente

 

Trata de ir al gimnasio durante las horas de poca actividad, de esta manera podrás ocupar los equipos con mayor libertad y no tener que esperar.

 

  1. Conoce bien el gimnasio donde vas a ir

 

Si no estás familiarizado con el gimnasio, pasa un poco de tiempo extra durante tu primera visita para saber dónde se encuentra cada equipo que utilizarás más adelante. Además puedes preguntar lo que necesitas saber, de esta manera cuando vayas nuevamente ya sabrás dónde dirigirte.

 

  1. Descarga una App para hacer ejercicio

 

Si no estas seguro exactamente de qué rutina seguir en el gimnasio, ahorra tiempo mediante alguna aplicación que te pueda ayudar a encontrar diferentes rutinas.

 

  1. Escucha música

 

Existen estudios que demuestran que escuchar música mientras se hace ejercicio ayuda a trabajar más duro, más rápido y más fuerte. Por eso mantén siempre tu reproductor con música optimista para los entrenamientos más difíciles.

 

  1. Establece metas

 

Planificar tus objetivos antes de llegar al gimnasio es un buen plan para ahorrar tiempo. Es fácil distraerse y sentirse abrumado cuando llegas, ves que hay mucha gente y no sabes por dónde empezar. Pero si tienes tu rutina anotada, sabrás como empezar independientemente de las circunstancias del gimnasio.

 

  1. Mantente hidratado

 

Beber agua no solo nos hidrata sino que también combate la fatiga. Dos horas antes de tu sesión de ejercicios, toma cierta cantidad de agua y durante tu entrenamientos hidrátate cada 20 minutos.

 

  1. No entrenes en ayunas

 

Aunque existen estudios que han demostrado los beneficios de hacer ejercicio con el estómago vacío, siempre es mejor consumir algo antes de tu entrenamiento, ya que te proporciona energía. Por ejemplo, puedes tomar una manzana y una cantidad moderada de cacahuetes o bien un batido deproteínas.

 

  1. Descansa de manera planificada

 

Trata de usar un temporizador de tu celular o una aplicación de intervalos de reposo para tu rutina. De esta manera estará controlado tu tiempo, ya que lo que solo puede ser 60 segundos de recuperación puede convertirse fácilmente en tres o cuatro minutos si no estas atento.

 

  1. Realiza rutinas combinadas

 

Combina tus ejercicios, por ejemplo, empieza con sentadillas seguidas con estocadas o flexiones de pecho seguidas de dominadas. También puedes probar rutinas de ejercicios compuestos, los cuales te ayudarán a trabajar más músculos en menos tiempo.

 

  1. Apúntate a clases colectivas

 

Inscríbete a una clase de spinning, yoga u otra que puedas combinar con tu rutina de pesas.

 

  1. Elige una pareja de entrenamiento

 

Ir al gimnasio con alguna persona siempre es más divertido que ir en solitario. Puedes pedirle a tu pareja que te acompañe, existen estudios que demuestran que las parejas que entrenan juntas siguen un mayor número de conductas saludables con respecto a quienes no lo hacen.

 

  1. Prueba entrenamientos de intervalos

 

Si no tienes mucho tiempo para entrenar los entrenamientos de intervalos de alta intensidad te pueden ayudar a quemar grasa de forma más rápida.

 

  1. Opta por los intervalos en tu running

 

En lugar de pasar una hora en la cinta de correr, opta por esfuerzos más intensos y más cortos. Ráfagas cortas, pero con gran intensidad puede aumentar la velocidad y la fuerza cardiovascular en menos tiempo en comparación a carreras largas. También puedes mezclarlos con intervalos de inclinación si la velocidad no es lo tuyo.

 

Fuente: entrenando.com, referencias: Laura Schwecherl, 17 Smart waysto be more productive at thegym. Para Greatist

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *