Melany Cabrera nos escribe desde el Pacific Rim