Shin Splint – Estrés medial tibial – Periostitis

Esta común patología, se podría decir que es bastante fastidiosa. Suele aparecer progresivamente, pero generalmente los deportistas no le dan la importancia necesaria hasta que ya el dolor es insoportable y no les permite correr, saltar y menos practicar el deporte. Es una lesión que los runners podrían describir con bastante claridad, pero los basquetbolistas, bailarines, hockistas, futbolistas y saltadores no se quedarían fuera de la opinión.

El ShinSplint, conocido también por síndrome de estrés medial de la tibia, periostitis y dolor anterior de la pierna,  tienen un origen similar: fuerzas repetitivas que deben soportar los tejidos de la pierna y una consecuencia no menor que los caracteriza: el riesgo a que esta “inofensiva” lesión se transforme en una fractura por estrés/sobrecarga. El nombre periostitis alude a la lesión en el periostio, una membrana que cubre al hueso y le proporciona irrigación, nutrición y sensibilidad.  Por esto, muchas veces se habla de “periostitis”, es decir, inflamación del periostio, aunque hay autores que prefieren llamarlo “Fascitis Tibial” ya que una de las principales causas es la alteración de la fascia profunda (tejido que envuelve los grupos musculares, tendones, etc.).

Es importante diferenciar cuando tienes dolor en la zona medial de la tibia y en la zona lateral, ya que tienen causas distintas. El dolor por fuera, se produce cuando el pie realiza una caída no controlada luego del apoyo del talón. Este movimiento repetido creará una sobrecarga del músculo tibial anterior. El dolor por la zona medial es más común y se asocia a debilidad o desbalance de la musculatura posterior de la pierna y mala estabilidad al realizar la pisada, como lo son el tibial posterior,gemelos y sóleo.

Nicola Torre, saltadora de salto alto, nos va a contar su experiencia, y luego entregaremos juntas los tips para que no sufras esta tan desagradable lesión.

 

Historia Nicola Torres

La periostitis me acompaña hace 5 años y por esto he pasado por variados tratamientos kinésicos, desde elongaciones hasta punción seca.

Más que explicar que es la periostitis y como detectarla, lo más importante es saber cómo prevenirla y como tratarla si ya se desató.

Mis recomendaciones para prevenirla son siempre elongar antes y después del entrenamiento, ponerse hielo por 15 minutos en la zona post entrenamiento (ojalá más de una vez al día), los tapes para la zona del gemelo siempre me han ayudado y los compresores de gemelo también son útiles durante el entrenamiento de impacto y luego para la recuperación.

También hay ejercicios  para fortalecer la musculatura de la pierna, para lograr un buen balance muscular, especialmente de los músculos que se insertan en la tibia. Estos son muy importantes para prevenir una periostitis por carga en el entrenamiento. Músculos como el glúteo medio, abductores y aductores pueden ser trabajados con bandas elásticas, el trabajo de tobillos también es muy importante, tanto por la movilidad y fuerza que necesitan.

Además de elongaciones, hielo y ejercicios para fortalecer musculatura, es muy favorable soltar la planta del pie, los glúteos y el psoas con una pelota de béisbol o golf un par de veces en la semana.

Por ejemplo, en una semana de entrenamiento yo funciono de la siguiente manera para mantener a raya la periostitis. En los entrenamientos elongo antes y después siempre, por lo general después de me hago masajes con el foam roll para soltar. En mi casa durante la semana cuando tengo un rato para descansar me pongo hielo en las dos piernas por 15 minutos y luego de eso me paso una pelota de golf por la planta del pie para soltarla. Para tener una recuperación más efectiva voy una vez a una sesión de masoterapia o punción seca con mi kinesióloga.

Lo más importante de todo es ser metódico, constante y paciente, hay que darse el tiempo para hacer estas cosas y así vas a prevenir de una muy buena manera esta lesión tan recurrente.

 

Factores que pueden influir en el desarrollo de la lesión:

  • Correr cerro abajo.
  • Aumentar repentinamente la frecuencia, duración e intensidad del entrenamiento. Debes mantener el 10% de aumento semanal en frecuencia, duración e intensidad del entrenamiento. No más!
  • Usar zapatos antiguos, ya que no absorberán el impacto de una manera apropiada.
  • Entrenar en superficies duras e inclinadas
  • Haber sufrido shinsplint anteriormente, ya que existe una mayor predisposición a tenerlo.
  • Falta de rehabilitación. El comienzo adelantado a las actividades y entrenamiento, es una práctica muy común en los deportistas, lo que puede generar un nuevo desarrollo de la patología.
  • Pie plano, arcos rígidos e hiper-pronación. Estas posiciones anatómicas del pie pueden provocar alteraciones en la biomecánica de la extremidad inferior.
  • El impacto, especialmente cuando en entrenamiento es altamente exigente en relación a la capacidad verdadera del deportista.

 

Síntomas y signos

  • Aumento gradual del dolor en la zona anterior de la tibia
  • Dolor al doblar el pie y los dedos hacia abajo
  • Leve inflamación en la zona anterior de la tibia
  • Una vez avanzada la lesión, el dolor es constante.
  • Calor local en la zona y sensación de quemazón

 

Tratamiento: El tratamiento debe ser progresivo. En una fase inicial se recomienda:

  • Reposo (no quiere decir que te acuestes en una cama, si no que debes dejar de hacer deporte o ejercicios con impacto)
  • Masaje con Hielo por 10 minutos, 4 veces al día.
  • Vendas de compresión
  • Plantilla (solo si es necesario)
  • Fisioterapia
  • Punción seca para el tratamiento de puntos gatillos
  • Masoterapia pierna
  • Masoterapia planta del pie
  • Terapia Manual para ayudar a los rangos y mecánica del tobillo
  • Elongación de la musculatura de la pierna (gemelos, tibial, soleo, isquiotibiales, banda iliotibial, cuádriceps)
  • Activación de la musculatura estabilizadora y movilizadora de tobillo, rodilla y caderapara lograr una correcta alineación de la extremidad y soporte a las cargas expuestas.

Una vez que el dolor haya disminuido, comienza el trabajo funcional:

  • Ejercicios de balance y control neuromuscular
  • Enseñar correctamente la técnica de salto y carrera, especialmente la técnica de amortiguación
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular de la Extremidad inferior y CORE
  • Vendaje Neuromuscular
  • Reeducación y entrenamiento de la técnica de carrera, salto y/o multidirección según deporte
  • Continuar con masajes, hieloy terapia manual
  • Uso de Normatec como trabajo regenerativo/recuperativo
  • Punción seca para liberar puntos gatillos

 

Una vez que el paciente vuelve a su actividad física, el deportista debe trabajar en la prevención por lo menos por un mes antes de comenzar su entrenamiento de forma intensa. Recomendamos que sea de una forma muy cuidadosa para no volver a caer.

Prehab (Prevención de Lesiones)

  • Masaje con Foam Roll/Stick Roll/Pelota de Baseball
  • Cambiar las zapatillas cada 500-800 km (depende de la duración de cada calzado)
  • Correr en superficies blandas
  • Plantillas en caso de ser necesario
  • Trabajar técnica de salto y carrera
  • Insertar en la rutina actividades que no tengan gran impacto: caminar, nadar, andar en bicicleta.
  • Terapia Manual para ayudar a los rangos y mecánica del tobillo
  • Realizar sesiones de elongación, regeneración y postura
  • Liberación de puntos gatillos con punción seca y/o masajes descontracturantes

 

Como se nombró anteriormente, la periostitis es una patología que si no se trata correctamente puede evolucionar en una fractura. Te recomiendo que apenas comiences a sentir ese dolor quemante en la zona anterior, evalúa si el trabajo que estás haciendo es proporcional a la capacidad que tiene tu cuerpo de soportar la carga. Sigue los consejos y no vuelvas al deporte hasta que no estés recuperado en un 100%.

 

 

Schulze, Christoph (2014) Treatment of medial tibial tress syndrome according to the fascial distortion model: a prospective case control study. The Scientific World Journal.

Newman, Phil (2013 ) Risk factors associated with medial tibial stress syndrome in runners: a systematic review and meta-analysis. Open Access J Sports Med.

Vivienne,  H. (2012) Risk factors associated with medial tibial stress syndrome in runners: a systematic review and meta-analysis. Open Access J Sports Med

M.S. Rathleff  (2011) Inverse relationship between the complexity of midfoot kinematics and muscle activation in patients with medial tibial stress syndrome.Journal of  ElectromyogrKinesiol.

Robert P. (2004)  Overuse injuries: tendinopathies, stress fractures, compartment syndrome, and shin splints. Clinics in Sport Medicine.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *